Close

Los Intocables de Elliot Mouse

Episodios disponibles para ver online

1x01
Un parodia de las películas de gángsters antiguas enmarcadas en el ambiente del Chicago corrupto de la Ley Seca (1.930). Los ciudadanos de Cheesecago están indefensos ante el control del gángster Alcatone. Solamente un grupo de valientes agentes liderados por Elliot Mouse se atreven a hacer frente a los "catsters" e intentan parar los pies del malvado Alcatone. Todo esto se desarrolla en un ambiente de humor y sin violencia a medida que vamos siguiendo las aventuras de nuestros cuatro héroes contra los chicos duros, la corrupción, los robos, las persecuciones de coches...
1x02
Tras su accidentada llegada a Cheesecago, Elliot Mouse, Gordon y Mr. Wilson pasan la noche en el garaje de Jack, a salvo de los matones de Al Catone. Al amanecer, guiados por el infalible olfato de Gordon, descubren a tres pequeños raterillos escondiendo unas cajas de queso en un rincón del garaje y, tomándolos por ladrones, tratan de capturarlos. Jack, les detiene: los tres pequeños se llaman Robin, Junior y Moony, y le ayudan a robar el queso de los almacenes del mismísimo Catone, para devolverlo a sus legítimos propietarios. Elliot Mouse les convence para que le guíen hasta uno de esos almacenes con la intención de llevar el queso a la comisaría y demostrar a la ciudad que se puede combatir contra Catone. Pero Moony huye con la mercancía, temiendo que el queso vuelva al malvado gángster si pasa por las manos de algun policía corrupto. Al día siguiente, los matones de Catone atrapan al pequeño Moony y con la ayuda del tramposo agente Bourbon tienden una trampa en los mue
1x03
Para acabar con el imperio de Al Catone, Elliot Mouse y sus Intocables se proponen golpear su principal fuente de ingresos: el contrabando de queso. Con la ayuda de sus amigos del Cheese Paré, encargan a los matones de Catone que les envíen su mercancía al club, y tras un meticuloso seguimiento del camión de reparto, valiéndose del olfato de Gordon y de los prodigiosos inventos del Armstrong 326, logran entrar en un almacén, apoderándose de la mercancía. El éxito de su intervención anima a los ciudadanos a facilitarles cualquier información sobre los almacenes clandestinos de Catone, y los Intocables consiguen requisar un cargamento de queso tras otro. Sin embargo, al malvado gángster no se va a quedar de brazos cruzados viendo cómo le quitan el queso, y una mañana, al descubrir que una polilla le ha agujereado uno de sus mejores trajes, tiene una idea para poner freno a los planes de los Intocables...
1x04
Al Catone reanuda el contrabando de queso robando en el lago Michicat la mercancía que los comerciantes transportan desde Catnadá, e introduciéndola en Cheesecago por una ruta desconocida. Para averiguar dónde descargan el queso los gángsters, Elliot Mouse y sus Intocables se reúnen con los comerciantes en el Cheese Paré y deciden embarcarse, disfrazados de marineros, en el próximo barco que se dirija a Catnadá. Con el fin de no levantar sospechas, les acompañará durante el trayecto Mr. Fleshrat, uno de los comerciantes. Sin embargo, Catone está enterado del viaje y les prepara una sorpresa. Después de recoger el cargamento de queso en Catnadá, el barco de los Intocables es interceptado en el lago por dos de los matones de Catone, Anselmi y Scalise, viéndose obligados a entregarles la mercancía. Todo va según lo previsto. Pero antes de que Jack, escondido en una de las cajas, pueda sorprender a los gángsters, Mr. Fleshrat les traiciona avisando a Anselmi y Scalise de su pr
1x05
La lucha de los Intocables contra Catone anima a los ciudadanos a colaborar con ellos, dejándoles discretamente mensajes en el Cheese Paré. A causa del peligro que encierra este asunto, el club cada vez es menos frecuentado, y los problemas derivados de la escasez de clientes, hacen pensar a dos miembros de la banda, Jim y Louis, en la oferta de otro club. Para su sorpresa, ese otro club resulta ser una sala de billar regentada por Dog Moran, un extravagante perro conocido en Cheesecago por la rivalidad que mantiene con Catone por todos los negocios sucios de la ciudad. A pesar de los temores inciales de Louis, la oferta de Moran es tan alta que no dudan en aceptarla. Dog Moran es un jugador empedernido, y reta al instante a Jim para que le acompañe en el juego, apostando la primera paga a una partida de billar. Seguro de sus posibilidades, Jim acepta, y después de ir ganando todas las partidas durante la noche, falla estrepitosamente en la última bola, recuperando Dog Moran s
1x06
Dog Moran idea un plan para arrebatar a Al Catone el control sobre los muelles: informar a los Intocables de que el carguero "Caprice de Dieux" viaja hacia Cheesecago con un importante cargamento de Catone a bordo: queso de contrabando. Elliot Mouse y sus compañeros se introducen en el puerto para intervenir la mercancía en cuanto ésta sea descargada, sin embargo, una inesperada huelga de los trabajadores portuarios frustra los planes de Dog Moran, y el tramposo gángster tiene que reclutar en sus billares a unos matones para que descarguen la mercancía. Los trabajadores, dirigidos por su portavoz, Terry Misz, impiden que los matones de Moran lleven su misión a cabo, y al enterarse de lo ocurrido, Catone decide acabar con la huelga apoyando a los trabajadores. Con la idea de controlar el muelle a través de ellos, convoca a Terry en el Hotel Mewington, y los Intocables, que han permanecido todo este tiempo integrados entre los trabajadores, mandan a Jack tras sus pasos
1x07
Sandra La Flame, una bella artista de cabaret, debuta en el club Montmartre, propiedad del gángster Al Catone, donde trabaja su novio, Thomas, de camarero. Rat White, uno de los matones que rige el local, flirtea con Sandra, aprovechando un ramo de flores que roba al propio Thomas. Sandra recrimina a Thomas, el no haber sido lo suficientemente ratón como para haber hecho frente al rufián. Muy dolida, le pone como ejemplo a los Intocables, quienes no temen enfrentarse ni al mismísimo Catone. Sin pensárselo dos veces, Thomas se presenta al día siguiente en el garaje de Jack para solicitar su ingreso en los Intocables. Elliot, al enterarse que trabaja en un club propiedad de Catone, estima su oferta. Así, las primeras informaciones de Thomas permiten a los Intocables desbaratar numerosos golpes de los matones de Catone. Sin embargo, la situación pega un giro de ciento ochenta grados, cuando Sandra, para librarse del acoso de Rat White, le dice a éste que Thomas es uno de los
1x08
Al descubrir un local donde unos matones están almacenando queso de contrabando, los Intocables corren en busca de una orden de registro. Pero al llegar al juzgado, una secretaria de preciosos ojos les informa de que el juez no puede firmar ninguna orden antes de desayunar. Naturalmente, ésto causa la desesperación de Gordon, que no deja de pensar en comer tras haberse pasado toda la noche de vigilancia. Una vez que el juez les da la orden, los Intocables salen disparados hacia el almacén. Cuando entran en el mismo, se encuentran con una desagradable sorpresa: una bomba de la que, afortunadamente, salen ilesos gracias al blindaje del Armstrong 326. Los Intocables llegan a la conclusión de que los gángsters sólo han podido ser avisados por el juez, y encomiendan a Gordon la misión de seguirle día y noche. Así, Gordon, siguiendo al juez, llega hasta el Catton Club, donde actúa un extraño mago llamado el gran Moussini. Los hipnotizadores ojos del mago terminan invadiendo la
1x09
Para desgracia de Catone, su más enconado rival, Dog Moran, llevaba varios meses amañando el resultado de las carreras de galgos sin que nadie hubiese descubierto cómo lo hacía. Con este motivo, Elliot Mouse y sus Intocables son requeridos por la Comisión Nacional de Juego para ayudar al agente Robert Camenbert a resolver el misterio. Su primer paso consiste en intervenir el teléfono del cuartel general de Dog Moran, conectándolo a un piso cercano desde el cual vigilan todos sus movimientos. Así, poco antes de que empiece una nueva carrera, escuchan cómo Moran, hablando por teléfono con un personaje desconocido, decide qué galgo debe ganar. Los Intocables salen rápidamente hacia el canódromo para tratar de descubrir cómo se realiza la trampa, dejando a Robert al tanto del teléfono... Pero lo que no sospechan es que, en cuanto se marchan, Robert llama a Catone para informarle de todo...
1x10
Con motivo de su cumpleaños, Mr. Wilson espera en la estación de Cheesecago la llegada de su madre a la ciudad. Para impresionarla, ha preparado junto a Gordon una falsa detención en la cual unos amigos de Pierre se harán pasar por gángsters. Pero, desgraciadamente, ante el retraso del tren, éstos se marchan sin comunicárselo a los dos Intocables. Una vez que llega la señora Wilson, Mr. Wilson, pilotando el Armstrong 326, intenta la detención de unos gángsters auténticos, que se cruzan casualmente con ellos en la carretera. Será la señora Wilson quien consiga reducir a los matones, aprovechando los dos Intocables para embargar el queso que encuentran en la camioneta, creyendo que se trata del de los amigos de Pierre. Ajenos a la realidad de los hechos, se dirigen al Cheese Paré, donde celebran con sus amigos la fiesta de cumpleaños, coronándola con una gran tarta preparada con el queso requisado. Pero ésta se deshincha, y los Intocables deducen que Mr. Wilson no se ha encon
1x11
Todos los años, al terminar la temporada de béisbol, se celebra en Cheesecago un partido benéfico entre el equipo de la ciudad, los "Cheesecago Patriots", y un combinado de la policía. En esta ocasión, para tratar de salvarse de la derrota que sufre año tras año el equipo de policía, el comisario Stunned ha convencido a un antiguo jugador profesional, nuestro amigo Jack, para que juegue con ellos. Mientras tanto, Babe Mouse, la gran estrella de los Patriots, es enredado por su amigo Catone para participar en un disparatado plan que ha tenido el gángster Perro Loco para robar la recaudación del encuentro: hacer coincidir la explosión que abra la caja fuerte del estadio con otra explosión en el terreno de juego. Para ello, ha ideado un bate de béisbol con un mecanismo explosivo que estallará al mismo tiempo que la otra bomba. El asunto parece fácil: Babe Mouse sólo tiene que introducir ese bate explosivo en el campo, y apartarse de él cuando llegue la hora. Así, con la
1x12
Como todas las semanas, los matones de Catone visitan los comercios de la ciudad para recaudar el "impuesto revolucionario" que Catone obliga a pagar a todos los comerciantes. Pero no se imaginan que el dinero que están recogiendo esta vez ha sido marcado previamente por los Intocables, con el fin de demostrar que Catone está detrás de la extorsión. Así que Elliot Mouse y sus compañeros sólo tienen que esperar a que Catone lo guarde en su caja fuerte para registrarla y mandarle a la cárcel. Sin embargo, antes de que puedan intervenir, la ronda de los gángsters se desvía hasta un circo que ofrece ese día su primera actuación en Cheesecago. El objetivo de Catone no es otro más que extender su "impuesto" a esos recién llegados, robándoles el dinero de la taquilla. Soliviantados por el atraco, el payaso Tom Clown y su trouppe de ratones locos se disponen a vengarse del malvado gángster ofreciéndole una inesperada actuación. Tan inesperada que cuando los
1x13
Ante la fama de ciudad peligrosa que tiene Cheesecago, los estudios de cine de Mousywood deciden rodar en ella una película de gángsters con su estrella más rutilante, Rita Mouseworth, que llega a la ciudad acompañada del mafioso Bushy Siegel, un sospechoso gángster aficionado al mundo del cine.
1x14
Tras la detención del mafioso Bushy Siegel, los Intocables deben trasladarlo a New Gruyére para entregarlo a la policía de esta ciudad. Ante esta situación, los gángsters más poderosos de todo el país se reúnen en el Hotel Mewington con el fin de organizar su rescate. Pero los Intocables tienen previstas las escaramuzas de los hampones y han ideado un plan para despistarlos: utilizar a un agente de policía como señuelo, haciéndoles creer que se trata de Bushy Siegel. Lo que no sospechan nuestros agentes federales, es que el policía escogido para esa misión, el terrible agente Catlamity, es un policía corrupto, que informa de todo a Catone. Catone se guarda para sí la información de su confidente, deseoso de cobrar la recompensa que ha ofrecido Lucky Catciano, socio de Bushy Siegel, para la banda que rescate a su amigo. Mientras los matones de Moran siguen al Armstrong 326, Rat Nitti, al saber que el señuelo va en ese primer coche, decide esperar un poco más, descubri
1x15
La aparición de billetes falsos en Cheesecago pone a los Intocables en contacto con Peter Finicky, un quisquilloso agente de Cheesington enviado a la ciudad para descubrir quién ha puesto en circulación esos billetes. Según el agente Finnicky, los billetes son idénticos a otros aparecidos años atrás, obra del mejor falsificador de todos los tiempos, un tal Danny Offset. Pero lo más curioso del caso, es que ese tal Danny Offset se encuentra desde entonces recluído en la prisión de Catatraz. Elliot sugiere un arriegado plan para resolver el misterio: facilitar la fuga de Danny Offset, y esperar que éste les lleve hasta el nuevo falsificador. Tras arreglar la fuga con el alcaide de la prisión, Elliot y Gordon son trasladados a Catatraz como compañeros de celda de Danny Offset, y siguiendo el plan establecido, Gordon se dedica a meterse con el falsificador, mientras Elliot trata de ganarse la confianza de éste defendiéndolo ante su compañero. Sin embargo, después de una pelea m
1x16
En el Mozzarella Cheese Garden, los Intocables son testigos de un bochornoso combate de boxeo, en el que Rat Rattier, un mediocre púgil apadrinado por Catone, derrota a su oponente sin apenas haberle rozado con sus puños. Mediante este tipo de peleas amañadas, Rat Rattier ha encadenado una victoria tras otra, estando en situación de aspirar al título mundial que está en poder de Rocky Moreno, el ídolo de la ciudad. Para rematar la faena, Catone ha planeado sobornar al campeón para que se deje ganar y llevarse una fortuna apostando por su pupilo. Sin embargo, Rocky y su preparador, Frank Mouselligan, no están de acuerdo con el plan del malvado gángster. Amenazados por el temible hampón, acuden a los Intocables en busca de ayuda. Elliot tiene una idea para desbaratar los planes de Catone: desafiar públicamente a Rat Rattier, acusándolo de ser un fraude, e instándole a combatir con Gordon, un boxedor aficionado. La aparición de un misterioso personaje llamado Joao Capibara pue
1x17
Con motivo de la Navidad, el día de Nochebuena, el ayuntamiento de Cheesecago celebra una reunión benéfica para recaudar fondos con los que comprar juguetes a los niños pobres de la ciudad. Sin embargo, una vez acabada la gala, como todos los años, el alcalde Big Bit Thompson, Catone y los periodistas del Animal Examiner, que actúan como testigos, se reparten el dinero recaudado, dejando para los juguetes sólo un par de billetes. Cómo no, el mayor trozo del pastel se lo lleva Catone, y los periodistas, descontentos, comentan entre sí que ha llegado el momento de "subirse el sueldo". Para ello, aprovechando que Tino Berardi, el reportero amigo de los Intocables, ha estado merodeando durante la gala disfrazado de Santa Mouse, deciden enviar a Catone ese misma noche una nota pidiéndole más dinero a cambio de su silencio, firmada con el solo nombre de Santa Mouse. Al recibirla, Catone piensa que el autor del chantaje es Tino Berardi, y manda a sus matones a buscarlo.
1x18
La llegada de un cargamento de armas viejas del Ejército a un cementerio de armas situado en Cheesecago, provoca una reunión poco habitual entre los dos hampones más poderoso de la ciudad: Al Catone y Dog Moran. Dog Moran propone a su rival colaborar en el robo de esas armas, pero Catone no ve con buenos ojos la operación, alegando que si se hacen con armamento militar, el propio Ejército de los Ratones Unidos de América se presentaría en la ciudad. Enojado, Moran entiende su negativa como una declaración de guerra. En los días siguientes los Intocables tendrán mucho trabajo, pues los gángsters los utilizan para castigarse unos a otros, denunciando sus diferentes negocios fraudulentos. Ante el acoso de Dog Moran y al verse atrapado, Catone propone a los Intocables entregarles en bandeja a Dog Moran a cambio de su libertad. Conscientes de que es mejor encarcelar a Moran por unos años que a Catone por unos días, los Intocables aceptan la propuesta de su peor enemigo.
1x19
Con Dog Moran en la cárcel, Al Catone trata de apoderarse del territorio de su rival, centrando su atención en la lotería de beneficiencia del Ejército del Queso y la Paz. Así, mediante amenazas, consigue que las asustadas voluntarias que se encargan del sorteo le otorguen el segundo premio como tributo. Al enterarse de los hechos, los Intocables acuden en ayuda de las voluntarias, pero éstas les rechazan, culpándoles de allanar el terreno a Catone con la detención de Moran, y planean por su cuenta cómo librarse del malvado gángster, solicitando los servicios de un pistolero que las proteja, mediante un anuncio en el periódico. El trabajo recae en un pequeño y sombrío matón llamado Gus Guns, que revela enseguida su verdadera naturaleza. Guns, no contento con el salario obtenido por librar a las voluntarias del acoso de Catone, exige a éstas que amañen el sorteo para que siempre le toquen a él los tres premios. Las voluntarias, presas del pánico, se dan cuenta de su error
1x20
Para resarcirse de los problemas que le causan los Intocables, Catone ha planeado un gran golpe, llamando para la ocasión a los tres hermanos Gemma, unos conocidos de su infancia que están habituados a todo tipo de trabajos sucios. Pero, para completar su plan le hace falta una pieza más: Antonio Catuso, el famoso cantante de ópera, que va a llegar a la ciudad para actuar en el teatro de la ópera. Recibido el tenor multitudinariamente en la estación de Cheesecago, Catone insta para que haga una demostración de su "do de pecho". Como resultado, la potencia de la voz de Catuso rompe los escaparates de los comercios de la ciudad, disparando una red de alarmas que los Intocables han instalado en el garaje de Jack para controlar los atracos. Los Intocables se desplazan hasta Ratfanny's, la joyería más emblemática de Cheesecago. Sus sospechas se han confirmado: ha sido completamente desvalijada. A través de un agujero practicado en el suelo por los atracadores,
1x21
El comisario Stunned se reúne con los Intocables para informarles de que está siendo objeto de un chantaje: Si no paga una elevada suma de dinero, se publicará an la prensa una fotografía en la que se le ve comiendo queso requisado de la comisaría. En realidad, la fotografía capta un momento en el que se vio obligado a probar una mercancía requisada en ausencia del experto en esos temas. Pero, la mala reputación de todo el departamento, haría muy difícil demostrar su inocencia en caso de que la foto saliese en los periódicos. Dispuestos a ayudarle, Jack y Mr. Wilson acuden al lugar de la cita con el chantajista para tratar de descubrir de quién se trata, mientras Elliot y Gordon se acercan hasta la comisaría en busca de pistas sobre el autor de la fotografía. Pero el comisario no es la única víctima del chantajista: todos los agentes que trabajan para Catone, han recibido también notas y fotos parecidas. En una entrega de dinero, Jack y Mr. Wilson son testigos de cómo una c
1x22
Tras el robo de un importante cargamento de Gruyère, el alcalde Big Bit Thompson anuncia la creación de una nueva brigada policial con el fin de resolver el caso, apartando del mismo a los Intocables. Sintiéndose traicionados, Elliot y sus compañeros tienen que conformarse con esperar los resultados de la investigación, y éstos no tardan en llegar. Así, mientras permanecen en el Cheese Paré junto a sus amigos, la nueva brigada entra en el club y, tras una breve inspección asegura haber encontrado en el local el queso robado, deteniendo a Pierre y a Deborah. Gordon, guiado por su olfato, asegura que el queso que hay en el club no es Gruyère. Sin embargo, los policías se niegan a enseñar las pruebas a los Intocables si no es en la comisaría, marchando todos hacia allá. Por el camino, la furgoneta que lleva el queso incautado en el Cheese Paré se detiene en un almacén donde está Rat Nitti, y da el cambiazo, cargando el auténtico queso Gruyère que fue robado, de modo que cuan
1x23
En su afán de presentarse ante Cheesecago como un benefactor, Catone había logrado construír en tiempo récord Kitty Island, un gigantesco parque de atracciones, y si bien esta vez podía respirar tranquilo, ya que los Intocables habían acudido al lugar sólo como visitantes, Catone iba a tener otros motivos de preocupación. Para su desgracia, Tom Clown y su trouppe de ratones locos, llegan al parque dispuestos a vengarse del malvado gángster, saboteando todas las atracciones. Los visitantes corren serio peligro, especialmente Deborah, Robin, Junior y Moony, que quedan colgados en lo alto de la noria. Para rescatarla, los Intocables recurren al fabuloso Armstrong 326 que, actuando como un improvisado camión de bomberos, lleva a Elliot hasta lo alto de la nora, justo a tiempo de rescatarlos. Lejos de sentirse frustrado por el rescate, Tom Clown dirige sus miradas hacia otra parte: el coche de los Intocables, y aprovechando un descuido de éstos, se hace con él. A partir de
1x24
Acosado por el perjuicio que le están causando las acciones de los Intocables, Catone reúne a las más altas personalidades de Cheesecago para reclamarles dinero si quieren seguir manteniendo el control de la ciudad. Su propuesta es muy directa: si no le ayudan, los Intocables pueden acabar encontrando su libro de cuentas, y en él figuran todas sus actividades ilegales, incluyendo, lógicamente, también aquellas que puedan afectarles a ellos. Ante el riesgo de ser implicados, tanto el alcalde Big Bit Thompson como los demás no tienen más remedio que acatar la voluntad del malvado gángster, pero al concluír la reunión planean un modo para librarse del lazo que les une a él. En los días siguientes, se desata una oleada de misteriosos robos nocturnos y el comisario Stunned pide ayuda a los Intocables para resolver el caso. Desplazados al escenario de uno de los robos, Elliot y sus compañeros descubren una serie de pistas que concluyen en que los ladrones llegan hasta los edifici
1x25
La obtención del libro de cuentas de Al Catone por parte de los Intocables en su último caso, dejaba al descubierto una extensa red de sobornos y corrupción que podía conducir por fin al malvado gángster a la cárcel. Sin embargo, el libro no servía para nada sin el testimonio de quien lo había escrito, Walter Sum, el contable de Catone y único individuo capaz de relacionarlo con las actividades delictivas detalladas en el libro. Catone decide eliminar sin más miramientos a Walter, encargando el trabajo a sus matones. Pero, afortunadamente, antes de que éstos consigan deshacerse del contable, los Intocables, logran rescatarlo. Walter, temeroso de que Catone pueda caer de nuevo sobre él, acepta testificar a cambio de que los Intocables le protejan. Más Catone no se da por vencido, y mientras Walter es ocultado en una granja de las afueras, Rat Nitti, Anselmi y Scalise raptan a Deborah, en el día de San Valentín. La situación es clara: si Elliot quiere volver a ver a Debora

Otros programas infantiles >


Otros programas de ADNstream >