En un hipotético cabaret llamado "Talismán", dirigido por Guillermina Motta, se combinan las actuaciones musicales y de variedades con una trama de ficción en la que son protagonistas la directora de la sala y los empleados que allí trabajan. Con Ovidi Montllor y Manuel Bandera. Y la actuación de Toquinho.