Edaurdo McGregor presenta el concurso en el que cuatro jóvenes tienen que encontrar un talismán en poder del Señor de la Maldad, escondido en un castillo encantado. Uno de los cuatro jóevenes, con los ojos tapados y vestido de caballero, es guiado por el castillo por los otros tres a través de un espejo mágico por el que se ve al concursante dentro de una sala, que tendrá que ir salvando obstáculos y dificultades del camino y contestando a las preguntas de brujas y fantasmas.