700.000 ciudadanos europeos mueren cada año de forma prematura a causa del tabaco. Lo que equivaldría a que ciudades del tamaño de Frankfurt o Palermo desaparecieran del mapa europeo cada año. La nueva directiva persigue reducir un 2% las muertes por tabaco de aquí al 2015. Tres semanas después de su llegada al cargo, el nuevo comisario de salud, Tonio Borg, ha cumplido su promesa de dar prioridad a esta directiva, la que -precisamente- llevó a la dimision a su antecesor, John Dalli.La Unión Europea también analiza el impacto de la prostitución en la salud de la mujer. El lobby europeo de mujeres y el parlamento europeo han firmado la declaración de Bruselas, que propone acabar con la prostitucion, penalizar el proxenetismo y crear programas para la salida efectiva de las trabajadoras sexuales.Al parlamento europeo también han llegado esta semana las conclusiones del último Consejo europeo. Las llevaron Herman Van Rompuy, Durao Barroso, y también Mario Dragui, quien dijo que el supervi