El primer encierro de San Fermín 2016 ha sido rápido y limpio con una manada de la ganadería de Fuente Ymbro disgregada que ha dado sobre todo momentos de peligro en la calle Estafeta, donde los toros se han encontrado con varios corredores en el vallado. Los toros han salido muy agrupados y arropados de los corrales de Santo Domingo, pero han comenzado a disgregarse en la calle Estafeta, cuando uno de los animales se ha quedado descolgado del resto de la manada.