Al hotel llega una delegación de "Uzbakistán", república exsoviética que ha accedido a la democracia. Vienen en busca del príncipe Riesbolinski, con la pretensión de reinstaurar la monarquía.