Pastora Soler ya está en Madrid tras su participación en la 57ª edición del Festival de Eurovisión. Y con un muy buen sabor de boca. Primero, por su impecable actuación con la balada `Quédate conmigo¿, que le valió la 10ª posición; segundo, por la excelente acogida de la crítica y, en tercer lugar, por la gran audiencia que tuvo el certamen en nuestro país, que se ha convertido en el más visto desde 2008, con más de 6,5 millones de espectadores y 43,5% de cuota de pantalla. Además, su actuación sumó cerca de 9 millones de espectadores (52%).