El segundo encierro de San Fermín 2014 lo han protagonizado los toros sevillanos de la ganadería de Dolores Aguirre. La manada se ha separado en varios grupos tras una caída en la curva de Estafeta. Han llegado a la Plaza sin provocar heridas, pero sí tras arrollar a muchos mozos y crear momentos de gran peligro.