Una extraña presencia enemiga ha penetrado en la nave Plutón BRB Nero. Su aspecto es insignificante y bastante asqueroso, pero debajo de esa apariencia anodina esconde una fuerza potencialmente letal: el control de los sueños.