Pepa no sabe qué hacer con tanto bicho en casa.