El Caja Laboral solventó en el último cuarto un partido que el Asefa Estudiantes le había puesto muy complicado (89-74).