El cerco de doña Evelina se va cerrando en torno a Jeannine y Desiderio, al que impiden incluso hacer negocios.