El 18 de noviembre de 2007 fue trágico para el popular barrio de La Fortuna. Un edificio de viviendas de 12 pisos conocido como Torre Fortuna se vino abajo repentinamente. 50 familias, o lo que es lo mismo, las 100 personas que tenían allí su hogar lo perdieron todo. En el derrumbe fallecieron 23 personas. Para los afectados, el origen del derrumbe estaba en las obras que afectó a los cimientos de Torre Fortuna. Sin embargo, casi un año después del derrumbe, el caso no ha sido juzgado. La investigación sigue su curso pero, por supuesto, los afectados no han visto ninguna compensación económica.