Félix Rodríguez de la Fuente habla del peso que los seres vivos soportan por la fuerza de la gravedad, que se ve atenuada en el mar.