La atracción que Irene Guindilla siente por Dimas, el joven empleado de banca, es motivo de los reproches y de la irritación de su hermana Lola, que no cesa de advertirle sobre las terribles consecuencias que tendria un escándalo. Dicho escándalo se produce y Lola acude llorosa al parroco, don José, para contarle las terribles pesadillas que sufre desde que su hermana se escapó con Dimas. Para los jóvenes del pueblo, el suceso carece de importancia. Para Daniel, la preocupación es Mica, la hija de un indiano a la que ha conocido y que representa mucho en su vida. (Emitido el 18/04/1978)