Campanadas alternativas que quieren marcar distancia con un 2012 que ha sido difícil para muchos ciudadanos, y lo hace con una propuesta original para desprenderse de lo peor del año. La ironía y la mordacidad de Juan Carlos Ortega, del programa "La mitad invisible", son el salvoconducto para pasar de un año a otro. Los gags de Ortega, que nos introduce en una televisión desconcertante y surrealista, son el hilo conductor que lleva a descubrir lo que desean los españoles.Incluye vídeos grabados por el público con los mejores y más originales deseos para 2013.