Al terminar las clases de sevillanas, Gloria pide un aplauso para despedir a Alba.