La casa de Blas Infante, situada entre las localidades sevillanas de Coria del Río y La Puebla del Río, es uno de los inmuebles con mayor importancia simbólica de la historia contemporánea de Andalucía.