El Pabellón Vall Hebrón de Barcelona se convirtió en el epicentro de las artes marciales en una velada organizada por World Fight Tour. Se disputaron 24 combates de disciplinas como el K-1, MMA. Kickboxing y Muay Thai. Una velada llena de emoción y deportividad.