Después de ver cómo Muammer intentaba propasarse con Ayse, Kerem no se lo piensa dos veces y se toma la justicia por su mano, pero su impulsivo acto traerá consecuencias. El profesor no está dispuesto a dejar las cosas así y el señor Muhsin tampoco está por la labor de seguir confiando en su hijo. Sin el apoyo de su padre, Kerem decide renunciar a todos: trabajo, casa y lujos. Además, Hülya sufre un accidente que pone en peligro su embarazo. (04/12/20).