España cuenta con más de 8.000 kilómetros de costa y esto significa que hay mucho espacio donde disfrutar de un buen bocata y una buena 'cervecita'. Arena, mar, sol y mucha diversión.