La década de los 90 fue un continuo desfile de rizados a lo Julia Roberts, de la clásica raya al lado o de flequillos bien lacados, pero si hubo una tendencia estrella fue la de ponerse todo tipo de diademas, coleteros o hasta postizos con peinados más recargados que un árbol de Navidad. ¡El ránking de los peinados noventeros más locos!