Becki y Shawn dejaron la ciudad en busca de tranquilidad. ¿El problema? Que su casa de campo tampoco es un sitio tranquilo. El equipo del programa va a transformar su finca enorme y desaprovechada en el espacio espectacular que tanto necesitan.