Sofía presta, al menos, la misma atención a sus uñas que al cuidado del resto de su cuerpo. Pero ella no confía sus manos a nadie más que a su amiga Roma, que hoy la visita para hacerle un trabajo muy especial. ¡Atentos al resultado final!