Rafa ha abandonado el pisito para acudir a su puesto de trabajo en 'Sálvame'. Pronto ha sabido que Macarena no iba a pasar la tarde sola... Alguien iba a visitarla. Y ese alguien ha sido nada más y nada menos que su ex, Ian. Nada más entrar por la puerta, la tensión se ha apoderado del plató de 'Sálvame' y el pisito se ha convertido en escenario de bronca.