La dirección propone un reto divertido a los inquilinos del pisito. Cada vez que suene sintonía del programa, Rafa y Macarena tienen que recoger de una urna un papel con el título de una canción y después cantarla en la terraza. Para empezar, Macarena tiene que imitar a Joaquín Sabina a pleno pulmón.