Miriam saca sus dotes más artísticos para interpretar una escena de Romeo y Julieta en el teatro de Mérida. Después de mucho ensayar, el resultado ha sido fabuloso. ¡Hasta consigue llorar en directo!