Miriam escucha varias canciones de Isabel Pantoja, se viste de ella e intentará imitarla dando un recital. La habitante del pisito lo ha dado todo en la prueba e incluso ha soltado alguna lágrima.