Miriam asegura que tiene algo de sangre vasca, por eso no se le da nada mal chapurrear euskera de la mano del guionista y cómico vasco Mikel Bermejo.