Marta se reencuentra al fin, aunque sea virtualmente, con Tony Spina, después de alguna llamada con cierto desencuentro.