Marta ha visto desde el pisito cómo Lester y Patri anunciaban que van a tener un hijo. Ha hablado con Lester y no ha dudado en plantarse en el plató del debate de las tentaciones, en pijama, para expresar sus sentimientos.