Marta y Noel han tenido que demostrar sus dotes artísticas pintándose mutuamente. Sus dos cuerpos han quedado de lo más coloridos, pero no todo iba a ser tan calmado... ¡Han terminado haciendo guerra de pintura y bailando la samba!