Marta y Lester tienen mucho que responder y que analizar sobre su pasado, su presente y su futuro. Por eso se hacen pasar por psicólogos. La terapia reabrió viejas heridas y se han vivido momento muy tensos entre ellos.