El Día de los Inocentes termina por todo lo alto con una broma aterradora para nuestra anfitriona. El pisito parece embrujado. ¿Sobrevivirá a esta noche? Si es así podrá ver una película como premio.