José Antonio Avilés lo ha vuelto a hacer. Cuando parecía que el cáustico colaborador venía en son de paz a cocinar con Maite, le ha soltado una bomba a nuestra anfitriona que la ha dejado de piedra. Con estas cosas no se juega...