Dentro de su incursión en la cultura japonesa, el maestro Joao recibe del entrenador Sergio Cobo las primeras nociones de kárate, con un combate virtual incluido.