Joao se encuentra pasando el día al más puro estilo brasileño. Por ello, no podía falta una auténtica clase de... ¡Samba!