Gianmarco se enfrenta a una nueva ronda de preguntas dignas de un polígrafo. Eso sí, esta vez son "extremas".