Después de una tarde ajetreada llega el momento de relajarse y dejarse llevar. ¿Qué mejor forma de hacerlo que con un buen masaje? Primero se ha tendido Gianmarco para recibir un masaje de Lara y luego el también ha hecho lo propio con su invitada.