Gianmarco le dió un poco de suspense a su cita, parecía incluso que se lo iba a jugar a los dardos, pero finalmente accedió a cenar con Sandra. Ambos han compartido una velada llena de confidencias y momentos de complicidad.