Después de preferir no cenar con Andrea, Gianmarco se enfrenta a su cuarta cita, esta vez con Lara. Sus primeras conversaciones pueden marcar la tónica de la jornada.