Bea trabajó de peluquera y hace poco abrió su propia barbería. Dani va a ser hoy su conejillo de indias en salón de belleza del pisito, pero primero, él hará lo propio con ella, a pesar de sus protestas.