Llega la hora de hacer deporte y Dani se convierte por un día en el entrenador personal de Bea. Con todo tipo de ejercicios, los inquilinos ponen a funcionar cada músculo de su cuerpo.