Catalina trata de ayudar a sus amigos con todos los medios a su alcance, pero encontrará serios obstáculos en aquellos que quieren ver cumplidos sus propósitos a toda costa: Diego Luna, el capo del narcotráfico; Jaime, el tío de Martín la Roca; Prieto, el inspector de Asuntos Internos y Guillermo Mejía, que desea vengar la muerte de su hermana.