Miguel Cortés, movido por los celos, ordena el asesinato de Duque. Jessica, que sospecha cuáles son las intenciones del empresario, decide hablar con Catalina para advertirla. Por otro lado, Agustín es víctima de un tiroteo.