Jessica descubre que Catalina y Rafael Duque se están viendo a escondidas, un hecho que provocará sentimientos encontrados en la joven. Tras plantearse qué es lo mejor para ella, decide alejarse del narcotraficante.