Catalina se recupera de su operación, pero la mujer que muestra el espejo no es la que ella conoce. La difícil situación personal por la que atraviesa la empuja a buscar apoyo en Jessica, la persona menos indicada para aconsejarla.