Al no poder capturar a los narcotraficantes, el Inspector Torres comienza a pensar que hay un topo dentro de su equipo que ha pasado la información a la banda para que puedan huir.