El inspector Diego Torres, de la Brigada de Estupefacientes, acude a un vertedero de las afueras con su equipo para recabar información sobre el asesinato de una joven cuyo cuerpo ha aparecido allí semienterrado.