El equipo decide infiltrarse en el set de una película en Kazajistán para deshabilitar un misil nuclear de la época soviética que está siendo vendido por terroristas.